martes, 28 de diciembre de 2010

Santos Inocentes y sus leyes

Hay gente que entra la vida de Una apuntando maneras e impulsando el cambio. Muchas veces Una lo agradece y otras Una está un poco cansada y se tira de los pelos, se revuelve por el suelo echa baba verde y finalmente acepta su sino y se deja llevar. Así estoy yo después de que SL entrara en mi vida hace un par de meses… tras resistirme he acabado dejándome llevar y sacando el mayor partido posible a la relación. De este modo finalmente me he abierto una cuenta propia en #Twitter (si lo sé, es el principio del fin), me leo unos tres o cuatro blogs más a la semana además de algún que otro artículo sobre “trending topics”, un desastre vamos como si Una no tuviera ya suficiente leña en su fuego diario.

Así de este modo ayer acabé inmersa en los detalle de la Ley Sinde… http://bit.ly/frZwsK. Ni que decir que llevaba esquivando el tema varios meses pero bueno, una vez dentro no me puedo morder la lengua.

Es un tema muy complicado sin duda pero yo comparto el enfoque de mi buen amigo Panaka (de Eskup):“Esta industria es la única que no entiende que son las empresas quienes se tienen que adaptar a los consumidores y no al contrario. ¿Acaso Blockbuster tuvo que pedir ayuda a alguien porque su negocio no servía ante la presencia de Netflix?”

Así que, como dice mi admirado Punset, no es una cuestión de coger y poner limites a Internet, levantar restricciones y prohibiciones que en muchos no se pueden cumplir sin infringir nuestros derechos fundamentales, sino de intentar entender las nuevas herramientas con las que contamos y poner en marcha sistemas que funcionen siendo compatibles con el nuevo modelo de transmisión de la información.



De nuevo aquí hago una reflexión sobre el modelo de Estado que algunos piden a gritos, un modelo que mas que protegernos nos limita, donde no se premia la excelencia y los individuos son quejitas y débiles. Porque amigos una cosa es defender a los más débiles y otra muy diferente es debilitar la sociedad manteniendo artificialmente sistemas que no son sostenible por si mismos. Como dice Panaka, adáptate, cambia, evoluciona o muere.

Otra cosa que me ha llamado mucho la atención ha sido la reacción de los famosos y como ha respondido el público. Se quejan cantantes, actores, directores que deberían ser cautos y prudentes, pero son un fiel reflejo de la debilidad del entramado social actual. Del mismo blog que el enlace que os proponía la principio http://bit.ly/eAVDDN no dejéis de leer este enlace con unos cuantos ejemplos. Además añadiría el tremendamente infantil artículo de Bardem, que compara la propiedad intelectual con los tomates… patético.

Y ya para cerrar os dejo con una carta abierta de EME Navarro y con un último enlace de Mangas Verdes, blog que no me extraña que tenga tantos adeptos, con una serie de sugerencias filtradas por Milileaks… gran Miki! No es que dichas propuestas sean muy acertadas, pero si me apuráis, me resultan más adecuadas que las actuales… es un bonito texto para un día como hoy, de Santos e Inocentes (y no me refiero al gobierno de España).

4 comentarios:

Sergio dijo...

Perfecta la recopilación informativa a una maraña tan compleja como la Ley Sinde.
Desde luego, para nada es una inocentada, aunque algunos artistazos reaccionen con patéticas comparaciones.
Bien por Punset!!!!!!

Lucila Rodriguez-Alarcon dijo...

Gracias Sergio...me alegro de que te guste el corte de Punset que considero glorioso! sobre todo la comparación con lo de los hijos...¡feliz día!

panaka dijo...

Lo de Bardem no me lo creo. Es decir, si uno no sabe escribir y muestra claros síntomas de ser una persona incapaz de poder expresar de una forma lógica y correcta lo que uno piensa, es preferible que se abstenga. También, sería de recibo que se abstuviera a tener hijos... obviamente una persona así no está capacitada para educar. No quiero ni imaginar la escena de Bardem enseñandole a sus hijos como comer con cuchillo y tenedor.

Francamente, su posición me recuerda a la del hombre con el que tuve una discusión en el Caprabo (la misma tarde del día de Nochebuena... adoro el morbo). Había 2 cajas abiertas, una estaba delante y otra estaba detrás. Vi que en la caja de detrás había menos gente o sea que me puse a hacer la cola allí. En ese momento fue cuando un hombre me dio un golpecillo en la espalda (ya que estaba escuchando Muse a todo trapo) y me dijo "Estamos haciendo la cola". "Estoy en esta caja. 2 cajas, 2 colas" le respondí yo. Entonces fue cuando me dijo "No" acompañado de un gesto de incrediludidad por su parte al ver que yo no entendía un concepto que para él parecía tan obvio. Dicho esto, le pregunté "¿Por qué? con una mueca lo suficientemente inocente como para dar a entender que estaba listo para comenzar un intercambio de pareceres. Su incapacidad para razonarme una ley no escrita (inventada por él mismo y sumamente obvia para todos excepto para mi) me encantó.

Por eso me gusta Bardem porqu encarna perfectamente al mismo hombre que me intentó argumentar algo de lo que él estaba completamente seguro y que no me sabía explicar. Toda una oda a la mediocridad ohhhh sí!

PD: Muchas gracias por nombrarme en tu post! Me siento muy, muy halagado! :)

Lucila dijo...

ja ja ja Panaka "eres lo mas"... te diré que yo soy de las que hacen cola delante de las dos cajas para meterme finalmente en la menos llena, dos cajas una cola, si, esa soy yo. Me gustaría poder darte un argumento para poder defender mi postura pero no lo hay, yo opto por ese enfoque para reducir al máximo mi tiempo de espera porque tengo muy mala suerte y aunque elija la caja menos llena siempre acabo tardando más. Pero bueno, nunca he defendido mi postura con capa y espada.
Lo de mencionarte en mi blog creo que no es la primera vez... ya sabes que soy fan tuyo y que te leo, lo poco que te prodigas. Además de eso, es que tu comentario me pareció acertadísimo. Hoy ha sido un día caliente en cuanto al tema de la ley Sinde y creo que tu comentario sigue siendo de las cosas mas acertadas que he leído en estos últimos días.
Feliz fin de año y muchos muchos besos ;-)